Avances en Materiales de Construcción: Innovación y Sostenibilidad para el Futuro

materiales,
10 Mayo 2024 Central Interactiva
[Central Interactiva]

En un mundo cada vez más consciente del medio ambiente, la industria de la construcción está buscando activamente alternativas sostenibles a los materiales tradicionales; la comunidad arquitectónica internacional está unida en su esfuerzo por explorar soluciones innovadoras que mejoren nuestro entorno construido. 

En este contexto, presentamos siete materiales de construcción de tendencia que están ganando terreno en el panorama de la arquitectura sostenible:

1.- Cáñamo: Este material biocompuesto está atrayendo la atención por su durabilidad, aislamiento excepcional y bajo impacto ambiental. Los bloques de construcción modulares hechos de cáñamo y cal prometen transformar nuestro entorno construido de manera sostenible. Ofrece varias ventajas sobre el hormigón, incluyendo:

  • Pesa la mitad que el hormigón, lo que reduce los costos de transporte y facilita la construcción.
  • Proporciona un aislamiento térmico y acústico efectivo, mejorando la eficiencia energética de los edificios.
  • Es un recurso renovable que se cultiva con prácticas agrícolas de bajo impacto.
  • Las fibras de cáñamo tienen una estructura porosa que regula la humedad, haciéndolo ideal para climas húmedos.

2.- Bambú: Este material ha sido utilizado durante siglos en la construcción, pero ahora está ganando popularidad en el mundo occidental debido a su resistencia, rápido crecimiento y propiedades sostenibles. Ventajas:

  • Es un material altamente resistente a la tracción, comparable al acero.
  • Se renueva rápidamente, lo que lo convierte en una fuente de material sostenible.
  • Absorbe más dióxido de carbono que otras plantas, contribuyendo a un ambiente más ecológico.
  • Sus propiedades elásticas y livianas lo hacen ideal para estructuras complejas y diseños intrincados.

3.- Grafeno: Aunque todavía se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo, el grafeno presenta un potencial revolucionario para la construcción. Es el material más delgado conocido por el hombre, pero posee una resistencia extraordinaria, siendo 200 veces más fuerte que el acero; además, es altamente conductor, absorbente de luz y antibacteriano. Entre sus posibles aplicaciones en la arquitectura se encuentran:

  • Se perfila como una alternativa ecológica al hormigón, ofreciendo mayor resistencia y durabilidad.
  • Sus propiedades conductoras lo hacen ideal para el desarrollo de infraestructuras inteligentes.
  • Sus propiedades antibacterianas podrían ser utilizadas en la construcción de hospitales más higiénicos.

4.- Microalgas: Los arquitectos están explorando el uso de microalgas en las fachadas de los edificios, transformando las estructuras en ecosistemas vivos que capturan carbono, producen biocombustible y purifican el aire. Ofrecen:

  • Mediante la fotosíntesis, capturan dióxido de carbono y producen oxígeno, generando energía limpia.
  • Se pueden utilizar para producir biocombustibles sostenibles.
  • Absorben contaminantes del aire y liberan oxígeno limpio, mejorando la calidad del aire interior.

5.- Madera infestada de insectos: Gracias a los avances tecnológicos, la madera que antes se consideraba no apta para la construcción ahora puede ser utilizada. 

El estudio de diseño HANNAH ha desarrollado un dispositivo robótico que procesa y reutiliza la madera infestada por el barrenador esmeralda del fresno (EAB), una plaga que amenaza los árboles de fresno en América del Norte. Esta iniciativa demuestra el potencial de la tecnología para transformar materiales en recursos valiosos.

6.- Micelio: El micelio, la parte vegetativa de los hongos, se está posicionando como un material de construcción sostenible. Cuando se seca adecuadamente, se convierte en un material flexible, resistente al agua y duradero. Entre sus aplicaciones se encuentran:

  • Ofrece una alternativa ecológica a las chapas tradicionales.
  • Su resistencia lo hace ideal para pavimentos duraderos.
  • Permite crear esculturas únicas con texturas distintivas.

7.- Paja: Este material tradicional está resurgiendo en la arquitectura por sus excelentes propiedades aislantes y su bajo impacto ambiental. Es:

  • Puede durar hasta cien años con el mantenimiento adecuado.
  • Proporciona un aislamiento térmico y acústico superior.
  • Se puede obtener en muchas regiones, reduciendo los costos de transporte y apoyando economías locales.

La adopción generalizada de estos materiales, junto con prácticas de construcción sostenibles y regulaciones que incentiven su uso, son claves para transformar la industria de la construcción y construir un futuro más verde para las generaciones venideras.

Sostenibilidad más allá de la huella de carbono: Un enfoque holístico para la arquitectura del futuro

En el ámbito de la arquitectura, la sostenibilidad ha trascendido el mero cálculo de la huella de carbono o el consumo energético de los edificios. Expertos como Martinovsky y Toral abogan por una visión más holística que integra tres dimensiones clave: ambiental, social y económica.

- Sostenibilidad ambiental: Más allá de la huella de carbono

La sostenibilidad ambiental no se limita a la reducción de emisiones de CO₂; se trata de comprender y optimizar el impacto de los edificios en el entorno, considerando factores como la humedad, el aire, el calor y la luz natural. Peris + Toral Arquitectes ejemplifica este enfoque en su proyecto de vivienda social industrializada en Cornellá, donde los aparcamientos con luz natural y ventilación se transformarán en talleres en el futuro, adaptándose a la evolución de las necesidades.

- Sostenibilidad social: Edificios que fomentan el bienestar y la comunidad

La arquitectura sostenible también busca crear espacios que beneficien a las personas y fortalezcan las comunidades; Martinovsky resalta la importancia de construir edificios "que ame la gente" y que sean perdurables en el tiempo. Peris + Toral Arquitectes lleva este concepto a otro nivel con sus viviendas intergeneracionales, donde personas mayores y jóvenes conviven en beneficio mutuo, fomentando la interacción social y combatiendo la soledad.

- Sostenibilidad económica: Edificios eficientes y rentables

La sostenibilidad económica no significa sacrificar la calidad o la funcionalidad; se trata de diseñar edificios eficientes que optimicen recursos, reduzcan costos de mantenimiento y generen valor a largo plazo. El proyecto de vivienda social en Cornellá de Peris + Toral Arquitectes es un ejemplo de cómo la sostenibilidad ambiental y social pueden ir de la mano con la rentabilidad económica.

- Salud y arquitectura: Hospitales del futuro

Rafael de La-Hoz, arquitecto de renombre internacional, vaticina una "revolución formal y funcional extraordinaria" en los hospitales del futuro; enfatiza que un hospital no puede ser como una habitación de hotel, ya que sus necesidades y requerimientos son únicos. La arquitectura debe contribuir al bienestar de pacientes, personal médico y familiares, creando espacios que promuevan la recuperación y la humanización del cuidado de la salud.

De La-Hoz también reflexiona sobre la necesidad de tecnificar la construcción para mejorar la eficiencia y la calidad de los edificios; sin embargo, reconoce que la rehabilitación de patrimonio histórico presenta desafíos especiales, ya que la legislación actual no siempre se adapta a las características únicas de estas estructuras. La arquitectura sostenible debe encontrar un equilibrio entre la innovación y la preservación del patrimonio cultural.

En definitiva, la sostenibilidad en la arquitectura va más allá de la simple reducción del impacto ambiental; se trata de diseñar edificios que sean ambientalmente responsables, socialmente beneficiosos y económicamente viables, creando espacios que promuevan el bienestar de las personas y contribuyan a un futuro más sostenible para el planeta.

Compartir

Notas relacionadas

gaya,
Innovaciones en concreto que impulsan a la construcción
vidrio low e,
arquitectura,