Urbanismo y movilidad deben integrarse al desarrollo inmobiliario

urbanismo, inmobiliario
03 Agosto 2020 Veronica Cervantes / Grupo Expansion

En la Ciudad de México se busca regenerar 12 corredores urbanos con una inversión de 23,000 millones de pesos

Hace algunos años, los inmuebles estaban pensados principalmente para quienes habitarían en los edificios, sin embargo, hoy más que nunca, los involucrados en el sector inmobiliario deben ofrecer alternativas que además encajen en el área en donde están erigiendo las construcciones.

Raúl Berarducci, director general de Bovis, explica: “Resulta esencial generar desarrollos incluyentes y que contemplen no sólo la vivienda, el comercio o el edificio en sí, sino un plan que integre el urbanismo, la movilidad, espacios verdes; es fundamental trabajar sobre eso, sobre esas definiciones de espacio público”.

En este sentido, la sustentabilidad juega un papel relevante en la industria de la construcción, y aunque en varios proyectos se está implementando por razones comerciales, debería ser una cuestión que se incluyera de manera natural para hacer más eficiente el consumo de los recursos naturales en los edificios y en su entorno.

Asimismo, Berarducci expone que una de las oportunidades dentro de la industria de la construcción es hacerla más eficaz y aprovechar las tecnologías de información y la prefabricación para hacer más eficientes los procesos.

Por otra parte, la edificación en la capital mexicana tiene el reto de adaptarse a las nuevas reglas luego de que el año pasado estuvo retraído el crecimiento.

En noviembre de 2019, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, anunció el programa Especial de Regeneración Urbana y Vivienda Incluyente, en el que se pretende crear vivienda en 12 corredores urbanos para las familias de menores ingresos.

Los corredores son: Centro Histórico, Eje Central, Pino Suárez-Tlalpan, Avenida Hidalgo-México Tacuba, Ferrocarriles Nacionales-Xochimanca, Reforma Norte, Chapultepec, Insurgentes Norte, Atlampa, Vallejo I, Tacubaya y Zona Rosa, que sumarían una inversión de 23,000 millones de pesos.

En estos lugares los desarrollos deberán incluir aspectos sociales, de sustentabilidad, desarrollo urbano, movilidad, gestión de riesgo, criterios de patrimonio cultural urbano, arquitectónicos y técnicos.

Aunque en varios proyectos de usos mixtos esto ya se consideraba, ahora será más generalizado, con lo que se busca lograr un crecimiento más ordenado de la metrópoli.

Para el director de Bovis el futuro de las ciudades esto dependerá de cada demarcación y, particularmente, visualiza la Ciudad de México con un desarrollo que integre movilidad e infraestructura para alcanzar mejor calidad de vida.

Por lo pronto, en cuanto termine la contingencia por el COVID-19, se comenzará la construcción de 17 proyectos en Paseo de la Reforma.

¡No olvides suscribirte a nuestro siguiente webinar!  Cambio de paradigma: desafíos del interiorismo, diseño y de la arquitectura 

Compartir

Notas relacionadas

contruccion,
kengo kuma,
tendencias,
bim,