Internet de las Cosas (IoT) y sus aplicaciones para lograr mayor sustentabilidad

IoT
23 Enero 2023 María Fernanda Rodríguez
[Shutterstock]

Haciendo un breve recorrido por lo que es el Internet de las Cosas o IoT por sus siglas en inglés, con este nos referimos a la red de objetos físicos que incorporan sensores, software u otras tecnologías con el fin de conectarse o intercambiar datos entre dispositivos y sistemas mediante la Internet. Dichos objetos o “cosas”pueden ser desde objetos domésticos convencionales como herramientas industriales de alta especialidad. 

De acuerdo a datos de una de las mayores compañías de software, Oracle, en el 2020 existían más de 10 mil millones de dispositivos IoT conectados a la red y se estima que para el 2025 superarán los 22 mil millones de dispositivos. 

Para la última década, el IoT ha adquirido un papel tecnológico importante, puesto que la conexión entre dispositivos tan cotidianos como los automóviles, electrodomésticos, smartphones entre otros hacen de la nuestra vida una con mejor comunicación y fluidez en múltiples procesos. 

Todo ello gracias a la informática a costos asequibles, información en la nube, big data, análitica y tecnologías móviles. En una sociedad globalizada e hiperconectada, los sistemas digitales tienen grandes posibilidades en su desarrollo, pues hoy el mundo físico y el digital van de la mano y cooperan entre sí.

En aras de nutrir nuestro conocimiento sobre todas las posibilidades que nos da el IoT, conversamos con el Arquitecto Elías Cisneros, conocido como el arquitecto mexicano que ilumina el mundo, Cisneros lidera el despacho de arquitectura 333 luxes en Mérida, Yucatán, desde hace 29 años. Dicho despacho utiliza tecnologías LED y WiFi, circuito cerrado de televisión y audio integrado, entre otras herramientas, para desarrollar sus proyectos de iluminación y lograr una interacción entre la luz natural y la luz artificial a favor de la arquitectura.

Elías Cisneros es Arquitecto Iluminador con herencia de las Culturas Mesoamericanas, Catedrático de los Diplomados en Iluminación Arquitectónica de la Universidad Autónoma de México (UNAM), así como en la Universidad Iberoamericana (IBERO). Fue hasta el 2020 Vicepresidente del IES(Illuminating Engineering Society. Custodio de la “Paloma de la Paz” por la UNESCO. 

Estuvo nominado al Premio Reina Sofía de España. Es un apasionado de la relevante función social que juegan las sombras y las luces en las sociedades de todos los tiempos. 

Actualmente su despacho 333 Luxes ocupa el puesto número 1 en el ranking de los “10 mejores despachos para ciudades sustentables, Smart Cities” por el grupo CNN/Expansión. 

La democratización que ha traído y traerá la Internet

Nos encontramos frente a un revolución tecnológica que está transformando la sociedad, el Internet de las Cosas está impulsandonos a una nueva forma en la que cualquier proceso podrá optimizar sus operaciones. El uso generalizado de las aplicaciones de software ha puesto en marcha nuevos modelos de negocio en el que las estructuras de los costos siguen reformándose. 

Pese a que nos hemos resistido a responder a esta re-estructuración, deberíamos adoptar una postura de seguridad que fundamente las nuevas necesidades de una sociedad que busca agilidad y dinamismo. 

“El lenguaje cambia a partir de los hechos históricos que recorre la humanidad, cuando no teníamos instituciones bancarias, no existían palabras para definir conceptos como ‘crédito’, ‘préstamo’, ‘banquero’ y un sinfín de palabras más, ahora pasa lo mismo con la internet, cuando esta no existía no teníamos en nuestro vocabulario palabras como: ‘web’, ‘googlear’, ‘chatear’, ‘videollamar’. Pero, ¿por qué hablo de lenguaje y lo comparo con el Internet de las Cosas? Precisamente porque estamos viviendo un cambio histórico como lo vivimos con la creación de la moneda o la primera revolución industrial. Actualmente estamos creando esas bases para que todo mundo pueda acceder a los beneficios del IoT. 

Esas bases están siendo sentadas por gente como Elon Musk, que busca democratizar los servicios de internet en las comunidades marginadas de algunos países, en el caso de México, el servicio de internet de Starlink, que cuenta con los derechos de emisión y recepción por 10 años, será pagado. Y me emociona bastante porque repito, estamos viviendo momentos históricos. En este mundo globalizado, la tecnología siempre ha sido unificadora y democratizadora. Las decisiones y posturas que tomen los países serán cruciales. 

 

Debemos romper los paradigmas y pensar que para tener ecosistemas digitales funcionales es necesario crear espacios que se adecuen a ellos. 

 

Un claro ejemplo de esto son los autos eléctricos, nos preguntamos el porqué no tenemos tantos modelos de estos automóviles, sin embargo, hay pocos espacios que nos permiten recargar sus baterías. Así sucede con muchos objetos más”, menciona el arquitecto entre risas. 

 

Lo que hace diferente a esta revolución es que el usuario tiene ahora el asiento del conductor, exigiendo experiencias digitales que mejoren constantemente, fáciles de usar y permanentemente activas. 

 

Pero, el IoT no solo le daría una considerable participación a usuarios de aplicaciones o redes digitales en la toma de decisiones, sino que les permitiría a ellos y al sector privado ejercer una mayor eficiencia en sectores culturales, educativos, de movilidad o de paisaje, por ejemplo racionalizar las rutas de recogida de residuos, conocer patrones de consumo de agua y su calidad, definir políticas de regulación lumínica para el caso de la gestión del alumbrado o incluso proteger monumentos de valor arquitectónico, entre muchas otras posibilidades, así lo afirma el arquitecto Cisneros. 

 

¿Cómo el IoT puede incidir en los intereses del sector de la construcción?

 

El mundo de las tecnologías de la información orientado a la industria, ha avanzado lento hacía la búsqueda de nuevos estándares. Avanzar en este sentido tendría que pasar primero por conseguir que tanto fabricantes de dispositivos o softwares como los sistemas de automatización industrial adopten estándares comunes y después invitar a las empresas a que instalen soluciones de IoT para sacar partido a las ventajas derivadas de la análitica. 

 

Asimismo, las tecnologías de conectividad han de evolucionar con la finalidad de acertar con las requisiciones tanto de los sistemas industriales como los objetivos empresariales. Múltiples empresas en el ecosistema del internet de las cosas ya han establecido agrupaciones, consorcios y asociaciones con el fin del desarrollo de plataformas de IoT que permitan aplicarse a distintas verticales en el sector. 

 

“Hay que volver específicas a las necesidades y oportunidades propias del sector, será importante que como profesionistas nos unamos a asociaciones líderes en la industria para poner las nuevas tecnologías en práctica”,  subraya Elías

 

Sobre los beneficios a largo plazo en la aplicación del IoT

 

La tecnología IoT aplicada a la industria de la construcción no deja de tener como fin último a las personas, beneficiando de hecho a todos los que intervienen en el proceso de la construcción pero también a aquellos que gozan de los espacios que se construyen. Los arquitectos, diseñadores, ingenieros, especialistas en tecnologías, etc, verán su facilitado su trabajo gracias a la conectividad entre oficinas y terrenos de construcción; los operarios de obra, así como los técnicos se verán beneficiados gracias a la mayor seguridad y precisión en sus labores y por supuesto, el consumidor final disfrutará de una mayor calidad y eficiencia en las obras construidas, sin importar si hablamos de carreteras, puentes, espacios de trabajo y hogar, vías de transporte, etc. 

 

“El espacio público puede ser uno de los más privilegiados con el uso de tecnologías, recientemente en el despacho 333 Luxes estuvimos a cargo del diseño de la iluminación del parque de las Américas en Mérida, Yucatán. Pensamos que una gran manera de volvernos a unir de manera vecinal era con funciones de cine al aire libre y este ha sido un éxito, con el diseño de video walls hemos llevado grandes experiencias a la gente, con este ejemplo quiero resaltar lo que pueden hacer las nuevas tecnologías en el espacio público que en mi punto de vista será del que vendrá una gran revolución con el uso del Internet de las Cosas. Empezaremos a concebir al espacio público de una manera diferente para beneficiar a las personas y el cómo interactúan con las comunidades y los espacios. Sin duda, serán las ciudades digitalizadas las que tendrán un impacto positivo con las nuevas tecnologías”, nos comparte gustoso el arquitecto. 

 

Disfrutar de los beneficios del IoT de manera segura

 

A medida que la superficie tecnológica de nuestro mundo se expande, se acerca el momento de echar un vistazo a las ciber-fronteras que estamos construyendo y poner a prueba el estado-nación para hacer cambios favorables en el mundo. 

 

“Para potenciar la era digital y que esta se lleve a cabo plenamente, tendremos que asegurarnos de que las fronteras del mundo se sientan abiertas al tiempo que protegemos a los individuos y a las instituciones de los ataques. Está claro que debemos poner las reglas del juego sobre cómo deberá ser la legislación de los datos, por ahora están muy abiertas, seguramente terminaremos basándonos en las leyes de países hermanos, tenemos que empezar a ver al mundo como un sistema, no como una colección de entidades digitales discretas, y eso implica que los gobiernos y las organizaciones de estandarización tienen que trabajar juntos.

En segundo lugar, tenemos que aceptar que el mundo digital masivamente orgánico no puede predecirse y controlarse con exactitud, sino que debemos entenderlo y responder en consonancia. Es temporal y vivo y se mueve rápido”, nos comparte. 

Mientras que las fronteras explícitas de las naciones son desafiadas, las fronteras implícitas del mundo digital comienzan a tomar forma. La oportunidad de fomentar una innovación abierta es ahora y hay que asegurarnos que es posible conseguirlo. 

Pero en la actualidad, en lo que respecta a ética digital y privacidad, aún hay mucho camino por andar, especialmente el del sector privado, quienes están explorando nuevas tecnologías para conseguir mayores beneficios como el del uso del Big Data en la toma de decisiones. 

Recientemente en México, la Procuraduría Federal del Consumidor publicó en el Diario Oficial de la Federación un acuerdo en el que se emite el Código De Ética en Materia de Comercio Electrónico, en el que recoge los estándares mínimos para las actividades comerciales que se realicen en medios electrónicos, este abarca también a la publicidad digital, la protección de derechos humanos y los mecanismos de solución de conflictos. Dicho código, sigue a la Norma Mexicana de Comercio Electrónico (NMX-COE-001-SCFI-2018). 

Las empresas son conscientes de los retos éticos que supondrán el futuro de estas tecnologías, subrayando la necesidad de estar guiadas bajo principios y propósitos claros, tomando responsabilidad sobre el uso de estas y los fines con que se aplican, aportando una visión global de ética digital. 

“Aunque es una tarea prioritaria, no se ha tenido la visión para ponerlo en práctica, ya estamos con un pie en el mundo cada vez más digitalizado, será necesario construir en comunidad códigos de ética que nos beneficien a todos”, subraya Elías. 

En definitiva, es esencial que la ética digital alcance al desarrollo tecnológico y sea capaz de seguirle el ritmo para que la privacidad de las personas no se vea vulnerada. 

El arquitecto Císneros nos comparte que México está en miras hacia una digitalización próspera que nos permitirá mantener nuestra multiculturalidad. 

“La digitalización implica también mayor calidad de vida para las personas, es por ello que hoy debemos tenerla en la mira para mejorar no solo los procesos, sino todo lo que estos implican en la vida de los ciudadanos. 

El nuevo diseño a nivel mundial le habla al corazón y al espíritu de las personas. Antes de la pandemia todo se construía de manera racional, hoy observamos lo contrario, por primera vez le estamos hablando al corazón, queremos reconectar con aquello que no tiene medida, los sentimientos, las sensaciones, la fuerza espiritual y lo más importante: la comunidad, a la que estamos retornando para recuperar el bienestar. El IoT nos permitirá reconectar con todo eso, estoy seguro”, afirma el arquitecto. 

Elías Císneros, es más que hombre de tecnología, es también un hombre que busca exaltar los sentidos inherentes en el ser humano a través de las obras arquitectónicas que lleva a cabo en conjunto con su equipo dentro de 333 Luxes, queremos agradecerle por compartirnos que la tecnología nos permite reconectar también con nuestras sensaciones primordiales como el sentido del bienestar y el acompañamiento de los otros. 

Compartir

Notas relacionadas

contruccion,
kengo kuma,
tendencias,
bim,