El diseño en honor a la memoria, Michael Arad y el Memorial 11-S

michael arad,
22 Noviembre 2023 Central Interactiva
[Central Interactiva]

“Los arquitectos a menudo estamos involucrados en el aspecto concreto-acero y cristal, pero las ciudades son un reflejo de las estructuras sociales y el tipo de relación que guardamos con ellas, los lugares que creamos deberían reflejar algo de esto en su diseño”,

- Michael Arad. 

Ha pasado casi una década desde que se terminó de construir el monumento conmemorativo del 11-S en el lugar donde se alzaban las torres gemelas del World Trade Center. Parece que no ha pasado un año sin que se pida a Michael Arad que se explaye sobre el simbolismo de las espectaculares cascadas gemelas que diseñó para conmemorar a las casi 3.000 víctimas de los atentados terroristas, o que cuente el arduo proceso que llevó construirlas.

Pero el arquitecto israelí-estadounidense dice que no le importa que le hagan las mismas preguntas una y otra vez. Arad contempla la estructura desde una nueva perspectiva. 

En lugar de obsesionarse con las minucias de los materiales y acabados, Arad por fin ha tomado la distancia suficiente para experimentarlo a un nivel emocional, como lo haría un visitante.

El tiempo es una forma de distancia, afirma Arad, socio del estudio neoyorquino Handel Architects. "Con el tiempo, se obtiene una perspectiva diferente". El tiempo también parece haber suavizado la acritud que pudo sentir durante la polémica fase de diseño-construcción del monumento, ampliamente cubierta por la prensa especializada en arquitectura.

"Puede que haya habido cambios sustanciales durante los ocho años que ha durado el proceso de diseño, pero hemos sido capaces de mantener los elementos y las ideas fundamentales. Por eso estoy muy agradecido, porque podría haberse convertido en algo realmente diferente".

"Es difícil no pensar en lo que ha ocurrido en el mundo en los últimos dos años, cerca de 3,000 personas murieron aquel día, ¿qué fue lo que unió a la comunidad de Estados Unidos y el resto del mundo tras el 11 de septiembre?", mencionó el arquitecto.

Arad trabaja en una oficina a solo dos manzanas del Memorial, que atrajo a casi siete millones de visitantes en 2018, y no ha podido distanciarse del todo de su historia. Desde el proyecto de alto perfil que recientemente obtuvo el mayor galardón de la Alianza Americana de Museos, Arad se ha establecido una reputación como diseñador líder de lugares conmovedores para la contemplación.

Recientemente, Arad puso de manifiesto su genio para los gestos poéticos silenciosos, cuando se lanzó a diseñar un monumento conmemorativo para los más de 50 mil neoyorquinos que murieron a causa del COVID-19. Respondiendo a la convocatoria de propuestas de Curbed, Arad conjuró un "santuario flotante" en el corazón del embalse de Central Park que solo aparece cuando baja el nivel del agua. "Me gustaba la idea de que durante una semana al año, se pudiera acceder a un lugar de la ciudad que, en otras ocasiones, es solo un recuerdo sumergido. El embalse exhala, el nivel del agua se hunde y la presa aparece para que puedas recorrerla a pie", comentó. 

Arad menciona que su respuesta al dolor también ha evolucionado tras el fallecimiento de sus padres y el posterior encargo de diseñar sus lápidas en Israel. "Es extraño cuando tienes que diseñarlas tú mismo". Arad observa cómo la tipografía de los nombres de sus padres está intencionadamente al ras a lo largo de lomos adyacentes para unirlos metafóricamente. "Pensaba en cómo lo experimentaría el resto de mi familia, esta es la misma pasión con la cual diseño todo lo que hago", dice. 

Arad describe la tarea de diseñar un monumento conmemorativo como una especie de negociación entre la familiaridad y el distanciamiento. "Es una relación tenue. ¿Cómo estás simultáneamente en un lugar y lejos de él?", señala. 

En la actualidad se están levantando nuevas estructuras en el complejo del World Trade Center, en particular la reencarnación de la iglesia ortodoxa griega de San Nicolás y el Centro de Artes Escénicas Ronald O. Perelman, obra de Santiago Calatrava, y Arad espera que la plaza conmemorativa ofrezca un contrapunto significativo, del mismo modo que Central Park sirve de respiro a la retícula de edificios de apartamentos y rascacielos de gran altura que se extienden a lo largo de su perímetro. "De hecho, creo que establece una relación casi binaria entre la ciudad y el monumento. A medida que se terminen más edificios, espero que esa distinción sea aún más nítida", concluye. 

Sobre Michael Arad

Michael Arad (1969) es un arquitecto israelí-americano, conocido por ser el diseñador del World Trade Center Memorial. Ganó el concurso para diseñar el monumento en 2004.

Se mudó a la ciudad de Nueva York en 1999 y trabajó como arquitecto en Kohn Pedersen Fox durante tres años. Después de KPF, Arad trabajó brevemente para Leclere Associate Architects. Cuando presentó su diseño a la competencia para el monumento al World Trade Center, estaba trabajando para la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York, diseñando estaciones de policía para el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York. Arad ahora trabaja para Handel Architects, que tiene oficinas en Nueva York y San Francisco. 

Actualmente, Arad reside en Douglaston, Queens, Nueva York con su esposa, Melanie Arad Fitzpatrick, y sus hijos, Nathaniel, Ariel y Daniella.

Sobre el diseño del World Trade Center

Los restos humanos no identificados recuperados del sitio del World Trade Center serían enterrados en la parte inferior de la huella de la torre norte, en el punto más profundo del sitio, 70 pies bajo tierra. A nivel de la calle, con la ayuda del arquitecto paisajista Peter Walker, Arad propuso una plaza adoquinada con musgo y césped y plantada con pinos blancos del este.

"Este diseño propone un espacio que resuena con los sentimientos de pérdida y ausencia que fueron generados por la muerte y destrucción en el World Trade Center", dijo Arad en el comunicado.

Inicialmente criticado por la crudeza del diseño y la incapacidad de diferenciar a las víctimas civiles de las que murieron en el cumplimiento del deber, Arad presentó una versión revisada junto con Walker. El alto costo del proyecto, estimado originalmente en mil millones de dólares, también generó controversia.

 

Compartir

Notas relacionadas

Construcción Sostenible: La nueva forma de construir en México
ia,
construccion natural,
bonos de carbono,