Textiles, "bloqueadores" solares necesarios en las casas

solared,
13 Noviembre 2023 Alina Velázquez
[Central Interactiva]

En una época de calentamiento global, el calor no solo causa efectos negativos en las calles, sino que también hay que tomar previsiones para estar seguros al interior de edificios y viviendas. 

Para evitar los efectos del sol y la radiación UV o controlar la temperatura e iluminación en las construcciones, no basta sólo con poner una cortina o una lona, sino que se requieren materiales de protección especializados.

Para ahondar en el tema, durante el 2° Congreso Amevec Solar, que se llevó a cabo en Expo CIHAC 2023, expertos de diversas empresas conversaron sobre los textiles técnicos y las implicaciones de los materiales en la protección solar.

¿Qué materiales ayudan y cuáles no?

Rodrigo Díaz, Gerente de ventas de Tunali Tec, dijo que las personas suelen elegir una protección solar inadecuada para sus espacios principalmente, por la confusión entre los materiales. Señaló que mucha gente cree que todos los productos hacen lo mismo y que una lona puede tener el mismo efecto que las membranas arquitectónicas o de protección solar, lo que remarcó como falso. 

No obstante, Díaz hizo énfasis en las diferencias entre dichos materiales, al explicar que los que no están diseñadas para lidiar con el sol tienden a desgastarse de forma rápida porque se queman, además de guardar humedad y no brindar protección contra los rayos UV, unos de los principales causantes de cáncer de piel en el mundo.

El especialista señaló que otra falsa creencia de los usuarios es que en espacios con sombra están protegidos de los rayos UV, por lo que señaló, recurren a opciones de protección poco adecuadas. Por esto, agregó, se recomiendan textiles especializados que además de dar sombra, tengan certificación de que no dejan pasar los rayos UV.

Un ejemplo es la tela Sunbrella, la cual además de tener la cualidad de detener los rayos del sol, tiene la certificación Green Data, lo que significa que no emite partículas tóxicas, por lo que no contamina, al contrario de otras protecciones que requieren polímeros.

Por su parte, Ruth Rodríguez Directora Confort Espacios, añadió otra razón por la que las personas eligen una inadecuada protección solar, el diseño.

“Ellos (los clientes) se van con lo que se ve bonito. La mayoría ya tienen la oportunidad de checar en internet, de visitar las páginas, y se van por un tema de diseño. (Rechazan opciones) porque no tienen rayitas, porque no tienen cuadritos, porque no son del color que ellos consideran conveniente. Entonces, no nos permiten hacer un análisis profundo del color que realmente les va a dar la sensación que ellos quieren”, comentó. 

La Directora Confort Espacios, consideró que los clientes que no eligen un textil adecuado para proteger espacios se enfrentan a que su inversión se va a la basura en poco tiempo, es aquí cuando surge el enojo.  

“Nosotros llegamos en condiciones de mucho enojo. Los clientes tienen que aceptar que tiene que hacer otra inversión. Aunque nosotros especificamos, certificamos y garantizamos el material, a veces para ellos no es suficiente porque no conocen de materiales, no saben si realmente el material que se le vendió es el que se le está aplicando”, relató.

Por su parte, Sandra Ramírez, Gerente de ventas de Serge Ferrari, dijo que un reto a considerar es que el cliente muchas veces desconoce todo lo que implica el control solar, por lo que los profesionales deben analizar a detalle el entorno para sugerir opciones que se adapten a lo que necesita.

 “Yo creo que es el principal reto es tener esa experiencia y esa visión de cuáles son los otros puntos que podrían afectar y que el cliente realmente no está consciente de todo lo que conlleva. Ellos se van porque quieren cubrir esta zona, pero cuando lo tienes instalado ves que realmente el control de deslumbramiento y el tema de controles de calor no existen. Entonces, recurren nuevamente para que vuelvas y cubras lo que ya pusiste”, explicó.

La ponente también comentó que además de confort, la salud física debe ser un tema primordial, ya que la exposición prolongada a radiación solar puede causar, además de cáncer, envejecimiento prematuro e incluso algunas afecciones en los ojos.

 Además, el daño puede ser también para los objetos contenidos en la construcción, como muebles y pisos.  

Sin embargo, aun sabiendo las implicaciones que puede causar una mala protección solar, la parte económica también es un factor que limita a los clientes.

 “En nuestro país, uno se va con 'yo puedo ahorita hacer esto y solucionar mi problema, aunque me dure dos años y después vemos qué pasa’. Pero a mediano y largo plazo, realmente es una inversión bien hecha y que son materiales e instalaciones que te van a durar entre 15, 20, 25 años”, subrayó.    

 

Compartir

Notas relacionadas

qro,
biocemento,
tendencia en decoracion,
impresion 3d,