Constructora mexicana gana obra en Colombia

Contruccion, Internacional
06 Diciembre 2019 Veronica Cervantes Camacho, Grupo Expansion

Consorcio Alianza 744 ganó la licitación para rehabilitar un acueducto de la Línea Tibitoc-Casablanca en Bogotá. En tiempos difíciles, lo mejor es diversificar mercados y hacer sinergia con otras empresas para lograr crear proyectos de gran alcance.

Es el caso de Regiomontana de Construcción y Servicios (RECSA), una empresa que desde 1994 ha sido una promotora de inversión a través del desarrollo de proyectos de infraestructura, y ahora se asocia con Topos Hidromecánicos Mexicanos, y Alianza YDN,  para formar Consorcio Alianza 744.

Este consorcio ha ganado la licitación para construir la Manija Matriz del Acueducto y obras complementarias, que incluye la fase II de la rehabilitación del tramo 3 de la Línea Tibitoc-Casablanca en Bogotá, Colombia, convocada por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), proyecto que tendrá una inversión de 77 millones de dólares (mdd).

Debido a la complejidad de esta obra se requiere de la experiencia de compañías como Topos Hidromecánicos Mexicanos, que son especialistas en el hincado de tubería de concreto para drenajes pluviales y sanitarios; Yamil Sabbagh Construcciones, que ha ejecutado obras de saneamiento, acueductos y alcantarillado; así como RECSA, desarrolladora de infraestructura hídrica, ferroviaria, carretera y comercial, entre otros proyectos.

Humberto Armenta, presidente del Consejo de Administración de RECSA, destaca que esto es motivo de orgullo para la compañía que encabeza, producto del trabajo de más 25 años de trayectoria en la industria de la construcción.

“Exportar nuestro talento y experiencia a otros países ha sido posible gracias al trabajo conjunto con nuestros socios estratégicos: Topos Hidromecánicos Mexicanos y la colombiana Yamil Sabbagh Construcciones, que permitieron presentar un proyecto con una estructuración sólida y bajo los más altos estándares de calidad”, señala.

La importancia del acueducto Tibitoc-Casablanca –que fue construido en 1972– se debe a que suministra el agua que consume 30? la población en Bogotá, además fue concebida como una conducción troncal, es decir, una tubería de gran diámetro con derivaciones a lo largo de su longitud de 53.2 kilómetros.

La EAAB, dentro de su Plan Maestro de Acueducto, contempló la rehabilitación de la tubería Tibitoc-Casablanca a desarrollarse en tres fases. En la fase II de la renovación del tramo 3 se definió la construcción de la Manija Matriz del Acueducto y obras complementarias.

Específicamente, se rehabilitará una longitud total de 13,448.91 metros, de los cuales 8,629.37 metros serán de tubería de 1,500 mm de diámetro interior mediante equipo de hincado (Microtuneleo) y 4,819.54 metros de tubería de acero de hasta 60 pulgadas de diámetro mediante excavación a cielo abierto. Para realizar este trabajo, el Consorcio Alianza 744 ha estimado que tardarán aproximadamente 30 meses, con la finalidad de que la población colombiana de esta región pueda tener el servicio adecuado de agua.

Compartir

Notas relacionadas

gaya,
Innovaciones en concreto que impulsan a la construcción
vidrio low e,
arquitectura,