¿Qué se puede esperar para el sector construcción en 2022?

un panorama de la construccion 2022
10 Febrero 2022 Alicia Rivera
[Shutterstock]

El sector de la construcción es un componente fundamental de la economía de cualquier país, pues es el responsable de la creación de la infraestructura necesaria para poder fomentar un crecimiento económico sostenido.

Es a través de la construcción de carreteras, puentes, hospitales, viviendas, entre otras obras, como se detona la inversión tanto pública como privada, la cual genera una mayor cantidad de empleos y bienestar para la población, además de establecer las condiciones propicias para un buen desempeño de las actividades productivas.

En un análisis, el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (CEESCO) expuso que para este año 2022 el sector podría alcanzar un crecimiento de entre 3.5%y 4.5%.

De mantenerse el escenario de recuperación del año pasado, la industria de la construcción podría repuntar como uno de los principales impulsores de la economía, pues se tiene previsto la generación de más de 600 mil empleos directos e indirectos.

En el rubro de inversión física para este 2022, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) destina 861 mil 981.5 millones de pesos (mmdp), informó la Secretaría de Hacienda.

Gran parte de los recursos de la inversión física se utilizarán para concluir los proyectos estratégicos de esta administración, entre los que destacan el Tren Maya (63.2 mmdp), la conectividad con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (1.6 mmdp), el Parque Ecológico Lago de Texcoco (2.1 mmdp) y el espacio cultural de Los Pinos y el Bosque de Chapultepec (3.8 mmdp).

El sector de la vivienda, que representa el 10% de PIB del país y es el segundo generador de empleo, resistió el embate de la pandemia, en parte por un menor costo del financiamiento hipotecario y una adecuada sincronización entre la oferta y la demanda en el mercado, lo que permitió evitar una caída generalizada de los precios.

Previo a la pandemia el banco central mantenía su tasa de interés en un 7%, la cual descendió hasta 4% en febrero de 2021. El cambio de rumbo del Banco de México presentó un alza en el segundo semestre del 2021 que alcanzó una tasa del 5% anual. El día de hoy, ese índice se encuentra ya en el 6%.

Otra variación que afectó a este sector fue el incremento del 10% en el precio de materiales de construcción y hasta un 60% en el acero, lo que ocasionó el encarecimiento en la construcción de viviendas de entre un 6 y 8 por ciento en el país.

En esta crisis el portafolio de las entidades financieras que apoyan al sector, como es la banca de desarrollo con SHF, la banca comercial y las Sofomes, se comportaron mejor que en anteriores ejercicios, ofreciendo el apoyo adecuado al sector que aún no se ha recuperado totalmente.

La Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) implementó en 2020 una estrategia que les permitió mantener su operación apoyando con fuentes de crédito y liquidez al sector de la vivienda, tanto a las empresas constructoras y entidades financieras, por lo que de enero a diciembre de 2020 se financiaron 56 mil 673 millones de pesos en crédito inducido y crédito a la construcción.

Se vaticina una recuperación y mayor dinamismo del sector; hay varios proyectos que empiezan a reactivarse, generando un incremento en la demanda en la colocación de créditos puente.

En 2022 empresas de financiamiento como Serfimex Capital, calculan crecer en un 150% la cartera de clientes y por lo menos 200% el monto de créditos colocados, fundamentalmente en proyectos de tipo vivienda media y residencial con desarrolladores inmobiliarios en Ciudad de México, Estado de México, Querétaro, Sinaloa, Quintana Roo, Baja California Yucatán y Nayarit que requieren de fondeo para hacer frente a la reactivación económica y al incremento en los materiales.

Compartir

Notas relacionadas

qro,
biocemento,
tendencia en decoracion,
impresion 3d,