La construcción sostenible: Una necesidad imperativa para un futuro habitable

construccion,
13 Mayo 2024 Central Interactiva
[Central Interactiva]

La arquitectura de 2024 está marcada por un enfoque en la sostenibilidad, la adaptabilidad y el bienestar humano. En este escrito se hablará con más detalle sobre cómo estas tendencias enriquecerán vidas y contribuirán a un futuro más saludable.

Las proyecciones arquitectónicas para el año 2024 irradian un vigoroso impulso y prometen una visión estimulante del porvenir. En particular, el paradigma de la sostenibilidad en la arquitectura continúa forjando la vanguardia del diseño; este fenómeno se manifiesta en la sinergia entre tecnologías de última generación, tales como el modelado paramétrico, la impresión 3D, y materiales eco-amigables, con el propósito de edificar estructuras que no solo satisfacen las necesidades actuales, sino que también atenúan el impacto ambiental, procurando un legado positivo para las generaciones por venir.

Podemos decir con certeza que la sostenibilidad ya no es una ocurrencia tardía en el diseño, sino que ahora es una consideración fundamental en cada etapa del proceso arquitectónico. En conjunto, la innovación y la sostenibilidad no solo están redefiniendo el aspecto de la arquitectura, sino que también están allanando el camino para una relación más armoniosa entre la población humana y nuestro planeta.

En la actualidad, la demanda de una construcción más sostenible ha trascendido el ámbito de la elección personal para convertirse en una obligación regulada; gobiernos y organismos internacionales han implementado medidas contundentes con el objetivo de mejorar el comportamiento medioambiental de infraestructuras y edificios. Esta transformación responde a la imperiosa necesidad de minimizar el impacto humano en el planeta y garantizar un futuro habitable para las próximas generaciones.

Es un error común considerar únicamente a los vehículos como la principal fuente de contaminación; la realidad es que los edificios desempeñan un papel fundamental en este problema, consumiendo entre el 20% y el 50% de los recursos físicos según su entorno. La actividad constructora demanda grandes cantidades de recursos naturales como madera, minerales, agua y energía, generando un impacto significativo en el medio ambiente.

Además, los edificios, incluso después de ser construidos, continúan siendo una fuente de contaminación directa debido a las emisiones que se producen en su interior y al impacto sobre el territorio que ocupan. En este contexto, la arquitectura sostenible surge como una respuesta integral y necesaria; esta disciplina se basa en principios de diseño y construcción que buscan minimizar el consumo de recursos, mitigar el impacto ambiental y garantizar la seguridad de las personas.

6 Tendencias Esenciales en Arquitectura Sostenible para Empresas: Visión 2024

1.- Los diseños sostenibles y ecológicos reafirman su compromiso con la responsabilidad medioambiental y la optimización de recursos. Estos enfoques, de manera deliberada, buscan minimizar cualquier impacto adverso en el ecosistema global, al tiempo que fomentan la creación de espacios interiores saludables y fortalecen la resiliencia comunitaria. En un contexto de creciente urgencia ante el cambio climático, el diseño sustentable emerge como un pilar indispensable para la construcción de un futuro más ecocéntrico y sostenible.

2.- Los arquitectos visionarios están adoptando una tendencia creciente hacia la integración de  materiales ecológicos en sus diseños; este enfoque abarca una variedad de elementos, como el acero reciclado, madera recuperada, bambú, corcho y plásticos reciclados. Al priorizar el uso de estos materiales, no solo se logra una reducción significativa en el agotamiento de recursos, sino que también se contribuye activamente a mitigar la contaminación y la generación de residuos a lo largo de todo el ciclo de construcción.

3.- El uso de tecnología de eficiencia energética se encuentra en el corazón de la arquitectura sostenible. Desde estrategias de diseño pasivo como la orientación y la ventilación natural hasta sistemas avanzados como paneles solares, calefacción geotérmica y automatización inteligente de edificios, los arquitectos utilizan una variedad de tecnologías para minimizar el consumo de energía y la dependencia de los combustibles fósiles. En conjunto, esto en última instancia reduce las emisiones de carbono y los costos operativos para los propietarios de edificios.

4.- Las prácticas de construcción ecológica, incluida la certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) y los principios de diseño biofílico, están siendo cada vez más abrazadas por arquitectos comprometidos con la sostenibilidad. Estas priorizan estrategias innovadoras, como la optimización del uso del terreno, la preservación de los hábitats naturales y el fomento del bienestar de los ocupantes a través de la integración de luz natural, vistas naturales y mejoras en la calidad del aire interior; el resultado es la creación de entornos que no solo enriquecen la vida de las personas, sino que también fortalecen la salud del planeta.

5.- La reutilización y renovación adaptativa redefinen las prácticas arquitectónicas transformando las estructuras existentes en espacios vibrantes y sostenibles. Con este enfoque, los arquitectos pueden dar nueva vida a edificios antiguos, asegurando que preserven detalles importantes del patrimonio y al mismo tiempo satisfagan las necesidades modernas. Esto también ayuda a reducir el desperdicio y el impacto ambiental, uniendo el pasado y el presente de la mejor manera posible.

6.- Con el aumento de la conciencia sobre la sostenibilidad, la reutilización adaptativa se consolida como un factor de relevancia creciente para los arquitectos. En un escenario marcado por la escasez de espacio y recursos, la reutilización de infraestructuras preexistentes se posiciona como una estrategia sostenible fundamental para abordar las necesidades emergentes.

Para brindarte una visión más clara de cómo los arquitectos están mejorando la sostenibilidad y la ecología en sus diseños, analizaremos dos claros ejemplos: 

- The Edge en Ámsterdam, reconocido como el edificio de oficinas más sostenible del mundo, incorpora características innovadoras como paneles solares, iluminación LED de bajo consumo y un sistema inteligente que ajusta el clima y la iluminación según la ocupación.

- El Bullitt Center en Seattle tiene que ver con la sostenibilidad, satisfaciendo sus necesidades energéticas completamente con fuentes renovables. Este edificio también utiliza baños con compostaje y recolección de agua de lluvia.

Ambos proyectos demuestran que la arquitectura sostenible no es solo un concepto teórico, sino una realidad tangible que está dando forma al futuro de nuestro entorno.

Un futuro más verde y habitable gracias a la arquitectura sostenible

El año 2024 marca un punto de inflexión en el mundo de la arquitectura, donde la sostenibilidad, la adaptabilidad y el bienestar humano se convierten en los pilares fundamentales del diseño.

Es importante destacar que la arquitectura sostenible no solo es una responsabilidad de los arquitectos, sino también de todos los actores involucrados en el proceso de construcción y desarrollo. Gobiernos, empresas y ciudadanos deben trabajar en conjunto para fomentar la adopción de prácticas sostenibles que nos permitan construir un futuro más próspero y sostenible para las generaciones venideras.

Compartir

Notas relacionadas

Construcción Sostenible: La nueva forma de construir en México
ia,
construccion natural,
bonos de carbono,