Biblioteca de Seattle se construyó con tecnología BIM y escaneo digital

biblioteca,
08 Agosto 2023 Alicia Rivera
[Central Interactiva / Shutterstock]

La Biblioteca Central de Seattle, es una magnífica obra dirigida por el arquitecto Rem Koolhaas, catalogada como uno de los proyectos más vanguardistas de la ciudad, por su diseño completamente visionario y el uso de materiales de primer nivel.

Previo al diseño del proyecto, Koolhaas se reunió con representantes de Microsoft, Amazon y otras organizaciones para discutir el futuro de las bibliotecas en un mundo dominado por Internet y los medios digitales, donde el libro convencional parecía dirigirse hacia el olvido. (1)

Después de muchos meses de investigación se concluyó que el «libro» estaba muy lejos de convertirse en una cosa del pasado, por lo que se procedió a cristalizar el proyecto.

El proyecto arquitectónico

El edificio fue diseñado por los arquitectos Rem Koolhaas y Joshua Prince-Ramus en colaboración con el estudio LMN Architects, con sede en Seattle.

La estructura tiene formas asimétricas, superficies inclinadas y ángulos geométricos particularmente desafiantes. Con una fachada de vidrio y acero con motivos de diamante, los arquitectos crearon un edificio "transparente", que se eleva desde el centro de Seattle como una colosal pila de libros de cristal. Poco menos de 12 mil metros cuadrados de fachada dan el aspecto de “cristal” y permiten unas vistas espectaculares de la ciudad.

El objetivo del proyecto era instaurar un edificio que honrará los libros y, al mismo tiempo, reflejará los principales avances tecnológicos en la industria.

BIM y tecnología al servicio del diseño

El equipo de construcción utilizó la tecnología para lograr objetivos de diseño extraordinariamente ambiciosos, comenzando con la fachada, que consta de miles de paneles de vidrio incrustados en una malla de acero multifacética.

BIM permitió a arquitectos e ingenieros colaborar para dar vida al proyecto y se utilizó para modelar el complejo sistema de revestimiento del edificio. El acero se escaneó digitalmente diariamente para crear un modelo 3D tal como se construyó.

El equipo BIM de Hoffman utilizó el escaneo para ajustar el trabajo y mantenerlo perfectamente alineado con la geometría planificada.

De hecho, en la fachada cada elemento tenía una dimensión propia, no había dos elementos iguales entre sí, debido a la geometría y asimetría del edificio. Cada elemento influyó en el diseño y la construcción de las diversas juntas, incluidas las conexiones de acero.

Hoffman realizó un estudio para determinar el tamaño y la forma óptimos del diamante, tanto en términos de edificabilidad como de costo. La compañía trabajó en estrecha colaboración con los arquitectos de MKA, los ingenieros estructurales y Seele, el subcontratista de diseño de muros cortina, para determinar el tamaño y el espaciado de la cuadrícula para optimizar la luz, el rendimiento y la estética del edificio.

Una vez que se modeló todo el edificio y se asignaron las formas de acero, MKA y Hoffman estudiaron las juntas de esquina destinadas a unir los elementos de acero. En lugar de detallar cada una de las juntas (más de mil piezas), MKA ha desarrollado un "kit de piezas" con detalles individuales aplicables a diferentes condiciones.

Actividad de escaneo láser

La secuencia de ensamblaje de la estructura de acero era complicada, ya que los paneles de rejilla de acero tenían que colgarse y atornillarse a medida que avanzaba la construcción, y no se permitían errores. El proceso requirió investigaciones continuas y extremadamente exhaustivas.

Hoffman utilizó entonces el escaneo láser digital, una técnica relativamente común hoy en día, pero absolutamente vanguardista en ese momento (el edificio se terminó en 2004). "Escaneó" cada panel desde al menos tres puntos separados, examinando los informes gráficos y, en base a estos, haciendo ajustes en el campo, empujando o tirando del acero hasta que llegó a la posición correcta. Una vez que el acero estaba bien posicionado, se fijaba permanentemente.

En la fase de construcción, Hoffman ensambló la estructura de acero por la mañana, ejecutando el escáner láser por la tarde, analizando los informes por la noche, para que los resultados pudieran informarse a los trabajadores tan pronto como a la mañana siguiente.

Para cumplir con el apretado calendario de trabajo, se siguió estrictamente la secuencia. Esto permitió ajustar todos los paneles, verificar su posición y evitar cualquier error de "cadena" correspondiente, logrando crear la fachada, compuesta por más de 10,000 elementos de vidrio y 30,000 m2 de perfiles de aluminio, a tiempo. (2)

REFERENCIAS

(1)    https://es.wikiarquitectura.com/edificio/biblioteca-de-seattle/

(2)    Biblioteca Central de Seattle - Portal BIM (bimportale.com)

Compartir

Notas relacionadas

qro,
biocemento,
tendencia en decoracion,
impresion 3d,