Corporativos automotrices: seguros, eficientes y “verdes”

Oficina privada corporativo Daimler Mexico
21 Junio 2021 Gaya Sinergia Constructiva
[Copyright Gaya Sinergia Constructiva]

La tendencia es irreversible, si hay automóviles “verdes”, también las oficinas de quienes los fabrican tienen que poner el ejemplo.

En el competitivo mundo automotriz, la marca es vital. Los diseñadores e ingenieros de las empresas de fabricación de automóviles más grandes del mundo discuten y ajustan constantemente sus modelos. Las razones son evidentes, ya que el éxito de cada empresa depende de su próximo diseño elegante, audaz y tecnológico.

¿Qué pasa con la estética y funcionalidad de su sede corporativa? Después de todo, muchas de las empresas automotrices más grandes del mundo solo tienen una sede, por lo que es aún más importante dar lo mejor de sí mismos, y ahí invierten cientos de millones de dólares para construir estructuras que encarnen sus visiones corporativas. Además, es importante tomar en cuenta que la nueva normalidad ha cambiado la dinámica de los corporativos. Según McKinsey, se pronostica que las oficinas reducirán los espacios grandes y las salas de juntas.

Esta es una de las razones por las que empresas como la británica McLaren han contratado a arquitectos de renombre para crear las instalaciones de sus principales operaciones. El gran edificio modernista de General Motors en Detroit, Michigan es otra muestra. Y la nueva sede de Ford –que estará terminada en 2025– será verde, sostenible, moderna y con pocos cajones de estacionamiento.

Y ni qué decir de sus plantas armadoras, donde tienen que ser funcionales y rediseñables para cuando el mercado, las tendencias y la ocasión lo amerite. Y, claro, siempre apegadas a las normas internacionales que rigen a los edificios “verdes”, sostenibles y eficientes.

Es por ello que además de la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), cada día se vuelve más crucial el garantizar la calidad de la construcción de un edificio y la gestión de un servicio para demostrar el compromiso que las organizaciones tienen para alcanzar estándares superiores instaurados en el sector y su preocupación por aumentar la eficiencia al contar con herramientas y estrategias actualizadas para conducir adecuadamente la ejecución de proyectos y administrarlos de manera eficaz, así como mostrar interés por un aprendizaje continuo.

La nueva sede de Grupo Daimler en México, ha sido certificada como LEED Platinum, lo que significa que el inmueble es líder en ubicación, transporte, sustentabilidad, uso eficiente del agua, energía y sistemas de seguridad. Los interiores de sus oficinas estuvieron a cargo de GAYA –empresa mexicana especializada en servicios de construcción de interiores corporativos y avalada por las normas de seguridad, gestión de la calidad y gestión ambiental más estrictas a nivel internacional– y se encuentran equipados con tecnología que impulsa el desarrollo de tareas diarias, satisface las nuevas formas de colaboración y fortalece la cultura de la empresa.

El fabricante de automóviles Ford, nació en Dearborn, Michigan. Construyó sus fábricas  en la década de 1910. La sede mundial de la corporación se completó a mediados de la década de 1950. Y ahora, la presencia de Ford en Dearborn está lista para evolucionar nuevamente, ya que su campus de investigación e ingeniería de 64 años se revisará por completo y estrenarán sede en cuatro años más.

El campus de Toyota en Texas incluye siete edificios que se construyeron usando materiales locales y regionales y tienen plantaciones de bajo nivel de agua que reflejan los paisajes nativos del centro norte del estado. Las edificaciones poseen dispositivos para la captación del agua y almacenamiento para riego.

Vivimos en la era de los scooters eléctricos y las bicicletas compartidas que llenan los espacios entre el metro y el lugar de trabajo. Es posible que el automóvil del futuro no sea un coche en absoluto, sino una suma de soluciones de movilidad, quizás utilizado mediante servicios compartidos. Y las oficinas tendrán menos espacios grandes, menos cajones de estacionamiento y producirán su propia energía. ¡Bienvenidos al siglo XXI!

Compartir

Notas relacionadas

Construcción Sostenible: La nueva forma de construir en México
ia,
construccion natural,
bonos de carbono,