Internacionalización, una alternativa para las constructoras

internalización, construccion
20 Noviembre 2019 Veronica Cervantes Camacho, Grupo Expansion

Las empresas de la industria de la construcción pueden buscar la internacionalización como una opción para invertir y generar mayor desarrollo.

 

Para una empresa de la industria de la construcción abrir nuevas puertas puede ser una alternativa sobre todo en esta época en la que el sector presenta un panorama difícil en una determinada región. Por eso, la internacionalización muestra múltiples estrategias.

 

Juan Carlos Prieto Williams, fundador y director de Williams Advisers International (WAI), explica que las estrategias dependen de la tendencia y recursos de cada firma. Por ejemplo: “Hay empresas que se enfocan más en entrar con proyectos en alianza con otras compañías, hay algunas que buscan entrar con una red de punto de venta directa, hay otras que pretenden agregar sus productos o servicios a otros exportadores para exportar de forma indirecta”.

 

De esta manera, una empresa puede entrar directamente al mercado, abrir una oficina, establecer la infraestructura, contratar personal, incorporar la empresa y concursar en las licitaciones de proyectos de desarrollos de bienes raíces o de construcción directamente en Estados Unidos.

 

Otras pueden aportar a negocios locales de Estados Unidos sus servicios de diseño, arquitectura, provisión de materiales y equipo en alguna área especializada; mientras que otras pequeñas pueden sumarse a grandes constructoras en México que estén iniciando su proceso de internacionalización.

 

La principal ventaja que tiene la internacionalización “es la diversificación de mercados, es decir, cuando nuestro propio país o nuestro propio mercado se encuentra en desaceleración, (…) las empresas buscan diversificar sus oportunidades para mover capitales e inversiones”, destaca Juan Carlos Prieto Williams.

 

Aunado a ello, existe un beneficio intrínseco al participar en proyectos internacionales, que es la adquisición de conocimiento y talento y reconocimiento de mejores prácticas, lo cual es importante para lograr calidad en los servicios prestados, asegura.

 

Sin embargo, menciona que la empresa debe reconocer que los retos a los que se enfrenta en el proceso de internacionalización deben asumirse como una inversión a mediano o largo plazo.

 

“Puede ser que la parte de experiencia o el conocimiento local limite a una empresa a participar o no gane concursos, lo cual podría parecer una pérdida de inversión, pero estás ganando conocimientos y por ello es importante asesorarte previo a iniciar un proceso de internacionalización para que esos riesgos de falta de información o de contacto y de conocimiento del proceso sean mínimos, y en lugar de que se vuelva una desventaja, sea una ventaja a mediano o largo plazo”, señala Prieto Williams.

 

De acuerdo con información de Expansión, en la lista “Las 100 mexicanas más globales”, 73 de esas compañías ven a Estados Unidos como su primera opción para exportar sus productos y servicios, y como segundo lugar y tercer lugares están Brasil y Colombia.

 

En 2018, 41.1? las ventas de estas 100 firmas provino de otros países, al sumar 2.92 billones de pesos. Algunas de las empresas de la construcción que están en la lista son: CEMEX, Rotoplas, Vitro, Mexichem y Grupo Industrial Saltillo.

Compartir

Notas relacionadas

gaya,
Innovaciones en concreto que impulsan a la construcción
vidrio low e,
arquitectura,