Prefabricados permitieron edificar el hospital de Wuhan

prefabricados, cosntrucción, hospitales
20 Abril 2020 Veronica Cervantes Camacho / Grupo Expansion

El inmueble se construyó ante la urgencia para atender a enfermos del coronavirus que se originó en China. Y se estableció así un nuevo estándar mundial de construcción frente a emergencias

No es un juego preescolar de construcción con bloques. Es un hospital y se ubica en Wuhan, China. Se construyó en únicamente ¡10 días! para tratar a quienes padecen coronavirus.

Las enfermedades no dan tregua. El 2019-nCoV proviene de una familia de virus que se contagia entre humanos. Sus síntomas aparecen como un resfriado común, fiebre, tos, trastornos gastrointestinales y dificultad para respirar.

El 31 de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este brote de coronavirus en China como una “emergencia de salud pública de importancia internacional”.

Esta nueva cepa de virus que se originó en diciembre en Wuhan ha dejado sin vida a 563 personas y 28,018 infectados, según la Comisión Nacional de Salud de China (hasta el 6 de febrero de 2020), por lo que edificar el inmueble urgentemente era necesario.

El Hospital Huoshenshan (Montaña del Dios del Fuego) en Wuhan, tiene su antecedente en el que se edificó en Xiaotangshan, Beijing, en una situación similar durante 2003 para enfrentar el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS, por sus siglas en inglés).

El 23 de enero comenzó la ejecución del proyecto en Wuhan. Miles de personas trabajaron las 24 horas del día, desde la excavación del terreno para armar un extenso piso de concreto, crear las estructuras metálicas y colocar una serie de contenedores con elementos prefabricados, que llevaban ya armados hasta el lugar.

Finalmente, se integraron los equipos médicos y el 4 de febrero empezaron a ingresar los primeros pacientes a esta clínica especial.

Pero, ¿esta puede ser una tendencia para la construcción? Para Juan Carlos Baumgartner, socio fundador de Space, utilizar materiales prefabricados para lograr construcciones más rápidas “es una herramienta más que definitivamente va a cambiar la forma en la que hacemos las cosas, pero yo la veo como una herramienta y no como fondo de lo que realmente estamos haciendo”.

Esta necesidad de la inmediatez llegará a un punto en el que nos daremos cuenta que tampoco necesariamente es la panacea, apunta. Lo preocupante no es el lapso en el que se puede construir un sanatorio sino qué tanto tiempo tuvo quien diseñó el proyecto.

Víctor Legorreta, director general de Legorreta Arquitectos, señala que lo más importante no es el tiempo en el que se construye, “lo que realmente interesa es que esa obra responda a las necesidades para las que fue hecha, que realmente la gente que la use esté viviendo una mejor calidad de vida. Y si es un hospital, que sea un lugar agradable, que te ayude a sanar mejor”.

Indica que uno de los retos de la arquitectura es la parte sustentable para enfrentar el cambio climático, por lo que los materiales en la construcción pueden ayudar a hacer soluciones más amigables con el medio ambiente.

Sin embargo, muchas veces se ocupan materiales porque están de moda en otro país, pero se deben importar cuando realmente se logra una mejora en los edificios para bien de la calidad de vida de la gente y no nada más por seguir una moda, afirma.

 “El reto está en hacer las cosas mejor. El que usemos materiales prefabricados es una herramienta más;  sin duda la industria de la construcción cada vez se sofistica más y yo creo que lo tenemos que ver como una oportunidad de poder hacer mejores edificios y mejores soluciones cada vez más sostenibles y que respondan a las necesidades que tenemos”, destaca Legorreta.

En este punto coincide Juan Carlos Baumgartner y menciona que los arquitectos tienen el desafío de distinguir cuáles de estos materiales realmente hacen sentido, desde temas de sustentabilidad hasta aspectos de poderse construir en México.

“Cada vez vamos a tener, más rápido, más materiales y va a ser un reto para los despachos estar actualizados con la profundidad que se requiere para poder tomar buenas decisiones”, concluye.

(NUMERALIA) HOSPITAL HUOSHENSHAN

  • 1,000 camas
  • 1,400 médicos militares
  • 34,000 metros cuadrados de terreno
  • 100 excavadoras se ocuparon en la construcción
  • 7,000 paneles prefabricados utilizados

*Fuente: Xinhua

Compartir

Notas relacionadas

Construcción Sostenible: La nueva forma de construir en México
ia,
construccion natural,
bonos de carbono,