BIM, motor de digitalización y transparencia en el sector público

BIM herramienta de ahorro y transparencia
04 Noviembre 2021 Verónica Cervantes, Grupo Expansión
[Imagen de Kraucnaka Henadz en Shutterstock]

La utilización de Building Information Modeling (BIM) reduce los costos de la construcción y los residuos que una obra genera al existir una mejor planeación desde el diseño; sin embargo, aún existen varios desafíos para poder implementarlo, de acuerdo con Sergio Muñoz Gómez, presidente de la asociación BuildingSMART – Capítulo España

Durante su participación en Expo CIHAC 2021, dentro del BIM Mexico Summit, en su conferencia Análisis coste beneficio de la implementación de BIM en el sector público europeo, Sergio Muñoz destacó que BIM es un motor crítico en la digitalización del sector.

Afirmó que la digitalización de la construcción contribuye a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En Europa, BIM ha ayudado a “transformar y digitalizar el sector de la construcción para aumentar su productividad, evitar sobrecostes y retrasos en la ejecución de proyectos, así como facilitar la gestión de activos”. Además, al integrar BIM se puede tener mayor transparencia en la creación de proyectos de gran inversión, apuntó.

El presidente del capítulo España de la asociación BuildingSMART explicó cuáles son las aportaciones de BIM al sector público, que van desde la gestión hasta la construcción y el mantenimiento en las edificaciones.

En el caso de la gestión, ayuda en la verificación del cumplimiento de la normativa. Incluso se podrían abreviar los plazos de trámites como la concesión de permisos, al ver con mayor detalle un diseño previo del proyecto, ya que en España, por ejemplo, es muy lenta la asignación de permisos y pueden tardar hasta año o año y medio.

En cuanto al diseño, mediante BIM se podrían bajar los costos por cambios. “Hay un indicador que es bastante contundente: 10% del total de los costes de un proyecto se derivan a cambios, a cambios posiblemente por no haber tenido en cuenta en muchas ocasiones al usuario, que luego va a ocupar ese edificio, (…) y de ahí que el poder validar en fase de diseño por los agentes, incluida la ciudadanía, creo que es un valor muy importante que BIM aporta”, señaló Sergio Muñoz.

El principal beneficio es la reducción de costos debido a la detección temprana de errores e interferencias, ya que así se revela cómo puede realizarse mejor un proyecto y esto igualmente incidirá en disminuir los tiempos de entrega de la edificación.

Después, en la etapa de operación y mantenimiento de una obra, sería posible tomar decisiones a partir de información real y KPIs.

Sin embargo, BIM presenta algunas debilidades, primordialmente al inicio, cuando aparentemente se observan escasos beneficios. Asimismo, se muestran amenazas o aspectos que no han permitido la implementación más generalizada de BIM, como la falta de claridad del marco regulatorio, barreras culturales de personas que no desean integrarlo a los procesos, además de que existe un monopolio de proveedores, y por supuesto, los costos iniciales de adopción.

Pero los empresarios de la industria de la construcción deben ver también las fortalezas de BIM, ya que éste permite una mejor gestión y coordinación en el proceso de construcción; adicionalmente hay oportunidades como la regularización y agilización de los procedimientos nacionales en el sector y, por supuesto, la digitalización del sector, reiteró.

De acuerdo con Sergio Muñoz, “BIM ofrece una serie de beneficios económicos, sociales y medioambientales al sector público; su adopción implica una inversión en capacitación y tecnología, y una reducción de productividad durante la fase de aprendizaje, pero exigir BIM en proyectos públicos tiene sentido si viene acompañado de una adopción BIM progresiva, por parte del adjudicador”.

Compartir

Notas relacionadas

qro,
biocemento,
tendencia en decoracion,
impresion 3d,